sábado, mayo 13, 2006

Mudé mi blog: Ir a www.DIGITALEC.net

Mudé mi blog a la dirección http://www.digitalec.net/ , ahora lo hago en WordPress para darle más funcionalidad. Ojalá te guste mucho....

jueves, mayo 11, 2006

Desktop Search Engine X1, Tecnología potente para aumentar nuestra productividad

Con este artículo empiezo una serie mensual de recomendaciones sobre herramientas tecnológicas que en mi experiencia pueden “cambiarnos la vida”. Les quiero contar sobre X1, una herramienta que uso 7 u 8 veces por día y me ha ayudado enormemente a ahorrar tiempo y mejorar mi productividad.

X1 es un buscador (desktop search engine) que está disponible para probar / comprar en X1 (http://www.x1.com/). Dicen que en la era de la información ya mucha gente se pasa desde el 20% y hasta 35% de su tiempo buscando información. Todos sabemos lo imprescindible que ya se ha vuelto Google en nuestras vidas. Sin embargo, muchas veces no buscamos información online sino que la buscamos en nuestra PC / Notebook. Todos los días buscamos información en emails viejos o en esa planilla de Excel que construimos penosamente hace 3 años y ahora que la necesitamos de vuelta no la encontramos. O la carta en Word, o el contrato, o el pdf con ese estudio tan difícil de conseguir ahora o la foto del verano del 2000 o el eFax o la presentación en Powerpoint. Todos sabemos lo frustrante que es buscar…y buscar…. Y esperar…. Y esperar… y buscar … Y NO ENCONTRAR!.

Bueno, X1 me ha resultado espectacularmente útil para resolver este problema. Estas son algunas de las cosas que hace X1:

X1 primero indexa todo el contenido de todos los discos rígidos que uno tenga
X1 indexa TODO (Excel, Word, PDF, Powerpoint, Emails, Fotos, etc, etc). Este proceso dura varias horas la primera vez y luego las siguientes veces se actualiza en el background
X1 ofrece una sola interfaz que permite buscar A LA VEZ en todos los formatos. Por ejemplo, si uno sabe que alguna vez recibió una información pero no recuerda si fue un email, o un attachment, o un documento Word, etc., X1 busca a la vez en todos los formatos que uno elija. No es necesario hacer 7 búsquedas separadas
X1 busca no solo en el título del documento sino que busca en el contenido también. Por ejemplo si uno no sabe como se llamaba el documento que está buscando, pero sabe que contiene la palabra “planetario”, X1 busca en todos los titulos Y TAMBIEN en todos los cuerpos de todos los documentos. No es genial?
X1 busca no solo en los emails sino también dentro de los attachments. Esta funcionalidad no para de asombrarme!
X1 posibilita no tener que estar guardando cada vez cada documento o email en cientos de carpetas…. Si igual es facilísimo encontrar todo después usando el X1.
Los resultados de X1 aparecen tan rápido como se tipee la busqueda. En tiempo real. No hay que esperar ni un segundo. Todos nos acordamos del relojito de búsqueda que no termina más, no?
El preview panel de resultados es excelente y facilita la búsqueda enormemente.

Antes que nada, aclaro que no soy ni accionista ni tengo relación comercial con X1. Simplemente estoy MUY agradecido por el valor que me ha generado. Ojalá le sirva a otros tanto como a mi.

Para no quedarme sólo con X1, les cuento sobre Copernic, otro desktop search muy premiado. Se lo puede conseguir en copernic y en el blog de pandia http://www.pandia.com/post/025-6.html le dieron a copernic el mejor rating.

Me quedo con X1 pero a algunos les gusta más este….

viernes, mayo 05, 2006

Paul Graham: Las Claves para un Startup exitoso.


Paul Graham es programador de Lisp, es escritor y es un Venture Capitalist que ha invertido early stage en muchos emprendimientos tecnológicos. Paul tiene un AB de Cornell y un Ph.D. en computer science de Harvard. La biografía de Paul Graham (42) ya aparece en Wikipedia.

Paul ha escrito muchos artículos interesantísimos en su blog (hoy agregué su blog a mi lista de blogs preferidos), pero hay un artículo de hace un par de semanas que me ha parecido particularmente bueno. Acá va…

THE HARDEST LESSONS FOR STARTUPS TO LEARN

April 2006(This essay is derived from a talk at the 2006 Startup School.)

The startups we've funded so far are pretty quick, but they seem quicker to learn some lessons than others. I think it's because some things about startups are kind of counterintuitive.We've now invested in enough companies that I've learned a trick for determining which points are the counterintuitive ones: they're the ones I have to keep repeating.So I'm going to number these points, and maybe with future startups I'll be able to pull off a form of Huffman coding. I'll make them all read this, and then instead of nagging them in detail, I'll just be able to say: number four!

  • 1. Release Early.The thing I probably repeat most is this recipe for a startup: get a version 1 out fast, then improve it based on users' reactions.By "release early" I don't mean you should release something full of bugs, but that you should release something minimal. Users hate bugs, but they don't seem to mind a minimal version 1, if there's more coming soon.There are several reasons it pays to get version 1 done fast. One is that this is simply the right way to write software, whether for a startup or not. I've been repeating that since 1993, and I haven't seen much since to contradict it. I've seen a lot of startups die because they were too slow to release stuff, and none because they were too quick. [1]One of the things that will surprise you if you build something popular is that you won't know your users. Reddit now has almost half a million unique visitors a month. Who are all those people? They have no idea. No web startup does. And since you don't know your users, it's dangerous to guess what they'll like. Better to release something and let them tell you.Wufoo took this to heart and released their form-builder before the underlying database. You can't even drive the thing yet, but 83,000 people came to sit in the driver's seat and hold the steering wheel. And Wufoo got valuable feedback from it: Linux users complained they used too much Flash, so they rewrote their software not to. If they'd waited to release everything at once, they wouldn't have discovered this problem till it was more deeply wired in.Even if you had no users, it would still be important to release quickly, because for a startup the initial release acts as a shakedown cruise. If anything major is broken-- if the idea's no good, for example, or the founders hate one another-- the stress of getting that first version out will expose it. And if you have such problems you want to find them early.Perhaps the most important reason to release early, though, is that it makes you work harder. When you're working on something that isn't released, problems are intriguing. In something that's out there, problems are alarming. There is a lot more urgency once you release. And I think that's precisely why people put it off. They know they'll have to work a lot harder once they do. [2]

  • 2. Keep Pumping Out Features.Of course, "release early" has a second component, without which it would be bad advice. If you're going to start with something that doesn't do much, you better improve it fast.What I find myself repeating is "pump out features." And this rule isn't just for the initial stages. This is something all startups should do for as long as they want to be considered startups.I don't mean, of course, that you should make your application ever more complex. By "feature" I mean one unit of hacking-- one quantum of making users' lives better.As with exercise, improvements beget improvements. If you run every day, you'll probably feel like running tomorrow. But if you skip running for a couple weeks, it will be an effort to drag yourself out. So it is with hacking: the more ideas you implement, the more ideas you'll have. You should make your system better at least in some small way every day or two.This is not just a good way to get development done; it is also a form of marketing. Users love a site that's constantly improving. In fact, users expect a site to improve. Imagine if you visited a site that seemed very good, and then returned two months later and not one thing had changed. Wouldn't it start to seem lame? [3]They'll like you even better when you improve in response to their comments, because customers are used to companies ignoring them. If you're the rare exception-- a company that actually listens-- you'll generate fanatical loyalty. You won't need to advertise, because your users will do it for you.This seems obvious too, so why do I have to keep repeating it? I think the problem here is that people get used to how things are. Once a product gets past the stage where it has glaring flaws, you start to get used to it, and gradually whatever features it happens to have become its identity. For example, I doubt many people at Yahoo (or Google for that matter) realized how much better web mail could be till Paul Buchheit showed them.I think the solution is to assume that anything you've made is far short of what it could be. Force yourself, as a sort of intellectual exercise, to keep thinking of improvements. Ok, sure, what you have is perfect. But if you had to change something, what would it be?If your product seems finished, there are two possible explanations: (a) it is finished, or (b) you lack imagination. Experience suggests (b) is a thousand times more likely.

  • 3. Make Users Happy.Improving constantly is an instance of a more general rule: make users happy. One thing all startups have in common is that they can't force anyone to do anything. They can't force anyone to use their software, and they can't force anyone to do deals with them. A startup has to sing for its supper. That's why the successful ones make great things. They have to, or die.When you're running a startup you feel like a little bit of debris blown about by powerful winds. The most powerful wind is users. They can either catch you and loft you up into the sky, as they did with Google, or leave you flat on the pavement, as they do with most startups. Users are a fickle wind, but more powerful than any other. If they take you up, no competitor can keep you down.As a little piece of debris, the rational thing for you to do is not to lie flat, but to curl yourself into a shape the wind will catch.I like the wind metaphor because it reminds you how impersonal the stream of traffic is. The vast majority of people who visit your site will be casual visitors. It's them you have to design your site for. The people who really care will find what they want by themselves.The median visitor will arrive with their finger poised on the Back button. Think about your own experience: most links you follow lead to something lame. Anyone who has used the web for more than a couple weeks has been trained to click on Back after following a link. So your site has to say "Wait! Don't click on Back. This site isn't lame. Look at this, for example."There are two things you have to do to make people pause. The most important is to explain, as concisely as possible, what the hell your site is about. How often have you visited a site that seemed to assume you already knew what they did? For example, the corporate site that says the company makes
    enterprise content management solutions for business that enable organizations to unify people, content and processes to minimize business risk, accelerate time-to-value and sustain lower total cost of ownership.
    An established company may get away with such an opaque description, but no startup can. A startup should be able to explain in one or two sentences exactly what it does. [4] And not just to users. You need this for everyone: investors, acquirers, partners, reporters, potential employees, and even current employees. You probably shouldn't even start a company to do something that can't be described compellingly in one or two sentences.The other thing I repeat is to give people everything you've got, right away. If you have something impressive, try to put it on the front page, because that's the only one most visitors will see. Though indeed there's a paradox here: the more you push the good stuff toward the front, the more likely visitors are to explore further. [5]In the best case these two suggestions get combined: you tell visitors what your site is about by showing them. One of the standard pieces of advice in fiction writing is "show, don't tell." Don't say that a character's angry; have him grind his teeth, or break his pencil in half. Nothing will explain what your site does so well as using it.The industry term here is "conversion." The job of your site is to convert casual visitors into users-- whatever your definition of a user is. You can measure this in your growth rate. Either your site is catching on, or it isn't, and you must know which. If you have decent growth, you'll win in the end, no matter how obscure you are now. And if you don't, you need to fix something.

  • 4. Fear the Right Things.Another thing I find myself saying a lot is "don't worry." Actually, it's more often "don't worry about this; worry about that instead." Startups are right to be paranoid, but they sometimes fear the wrong things.Most visible disasters are not so alarming as they seem. Disasters are normal in a startup: a founder quits, you discover a patent that covers what you're doing, your servers keep crashing, you run into an insoluble technical problem, you have to change your name, a deal falls through-- these are all par for the course. They won't kill you unless you let them.Nor will most competitors. A lot of startups worry "what if Google builds something like us?" Actually big companies are not the ones you have to worry about-- not even Google. The people at Google are smart, but no smarter than you; they're not as motivated, because Google is not going to go out of business if this one product fails; and even at Google they have a lot of bureaucracy to slow them down.What you should fear, as a startup, is not the established players, but other startups you don't know exist yet. They're way more dangerous than Google because, like you, they're cornered animals.Looking just at existing competitors can give you a false sense of security. You should compete against what someone else could be doing, not just what you can see people doing. A corollary is that you shouldn't relax just because you have no visible competitors yet. No matter what your idea, there's someone else out there working on the same thing.That's the downside of it being easier to start a startup: more people are doing it. But I disagree with Caterina Fake when she says that makes this a bad time to start a startup. More people are starting startups, but not as many more as could. Most college graduates still think they have to get a job. The average person can't ignore something that's been beaten into their head since they were three just because serving web pages recently got a lot cheaper.And in any case, competitors are not the biggest threat. Way more startups hose themselves than get crushed by competitors. There are a lot of ways to do it, but the three main ones are internal disputes, inertia, and ignoring users. Each is, by itself, enough to kill you. But if I had to pick the worst, it would be ignoring users. If you want a recipe for a startup that's going to die, here it is: a couple of founders who have some great idea they know everyone is going to love, and that's what they're going to build, no matter what.Almost everyone's initial plan is broken. If companies stuck to their initial plans, Microsoft would be selling programming languages, and Apple would be selling printed circuit boards. In both cases their customers told them what their business should be-- and they were smart enough to listen.As Richard Feynman said, the imagination of nature is greater than the imagination of man. You'll find more interesting things by looking at the world than you could ever produce just by thinking. This principle is very powerful. It's why the best abstract painting still falls short of Leonardo, for example. And it applies to startups too. No idea for a product could ever be so clever as the ones you can discover by smashing a beam of prototypes into a beam of users.

  • 5. Commitment Is a Self-Fulfilling Prophecy.I now have enough experience with startups to be able to say what the most important quality is in a startup founder, and it's not what you might think. The most important quality in a startup founder is determination. Not intelligence-- determination.This is a little depressing. I'd like to believe Viaweb succeeded because we were smart, not merely determined. A lot of people in the startup world want to believe that. Not just founders, but investors too. They like the idea of inhabiting a world ruled by intelligence. And you can tell they really believe this, because it affects their investment decisions.Time after time VCs invest in startups founded by eminent professors. This may work in biotech, where a lot of startups simply commercialize existing research, but in software you want to invest in students, not professors. Microsoft, Yahoo, and Google were all founded by people who dropped out of school to do it. What students lack in experience they more than make up in dedication.Of course, if you want to get rich, it's not enough merely to be determined. You have to be smart too, right? I'd like to think so, but I've had an experience that convinced me otherwise: I spent several years living in New York.You can lose quite a lot in the brains department and it won't kill you. But lose even a little bit in the commitment department, and that will kill you very rapidly.Running a startup is like walking on your hands: it's possible, but it requires extraordinary effort. If an ordinary employee were asked to do the things a startup founder has to, he'd be very indignant. Imagine if you were hired at some big company, and in addition to writing software ten times faster than you'd ever had to before, they expected you to answer support calls, administer the servers, design the web site, cold-call customers, find the company office space, and go out and get everyone lunch.And to do all this not in the calm, womb-like atmosphere of a big company, but against a backdrop of constant disasters. That's the part that really demands determination. In a startup, there's always some disaster happening. So if you're the least bit inclined to find an excuse to quit, there's always one right there.But if you lack commitment, chances are it will have been hurting you long before you actually quit. Everyone who deals with startups knows how important commitment is, so if they sense you're ambivalent, they won't give you much attention. If you lack commitment, you'll just find that for some mysterious reason good things happen to your competitors but not to you. If you lack commitment, it will seem to you that you're unlucky.Whereas if you're determined to stick around, people will pay attention to you, because odds are they'll have to deal with you later. You're a local, not just a tourist, so everyone has to come to terms with you.At Y Combinator we sometimes mistakenly fund teams who have the attitude that they're going to give this startup thing a shot for three months, and if something great happens, they'll stick with it-- "something great" meaning either that someone wants to buy them or invest millions of dollars in them. But if this is your attitude, "something great" is very unlikely to happen to you, because both acquirers and investors judge you by your level of commitment.If an acquirer thinks you're going to stick around no matter what, they'll be more likely to buy you, because if they don't and you stick around, you'll probably grow, your price will go up, and they'll be left wishing they'd bought you earlier. Ditto for investors. What really motivates investors, even big VCs, is not the hope of good returns, but the fear of missing out. [6] So if you make it clear you're going to succeed no matter what, and the only reason you need them is to make it happen a little faster, you're much more likely to get money.You can't fake this. The only way to convince everyone that you're ready to fight to the death is actually to be ready to.You have to be the right kind of determined, though. I carefully chose the word determined rather than stubborn, because stubbornness is a disastrous quality in a startup. You have to be determined, but flexible, like a running back. A successful running back doesn't just put his head down and try to run through people. He improvises: if someone appears in front of him, he runs around them; if someone tries to grab him, he spins out of their grip; he'll even run in the wrong direction briefly if that will help. The one thing he'll never do is stand still. [7]

  • 6. There Is Always Room.I was talking recently to a startup founder about whether it might be good to add a social component to their software. He said he didn't think so, because the whole social thing was tapped out. Really? So in a hundred years the only social networking sites will be the Facebook, MySpace, Flickr, and Del.icio.us? Not likely.There is always room for new stuff. At every point in history, even the darkest bits of the dark ages, people were discovering things that made everyone say "why didn't anyone think of that before?" We know this continued to be true up till 2004, when the Facebook was founded-- though strictly speaking someone else did think of that.The reason we don't see the opportunities all around us is that we adjust to however things are, and assume that's how things have to be. For example, it would seem crazy to most people to try to make a better search engine than Google. Surely that field, at least, is tapped out. Really? In a hundred years-- or even twenty-- are people still going to search for information using something like the current Google? Even Google probably doesn't think that.In particular, I don't think there's any limit to the number of startups. Sometimes you hear people saying "All these guys starting startups now are going to be disappointed. How many little startups are Google and Yahoo going to buy, after all?" That sounds cleverly skeptical, but I can prove it's mistaken. No one proposes that there's some limit to the number of people who can be employed in an economy consisting of big, slow-moving companies with a couple thousand people each. Why should there be any limit to the number who could be employed by small, fast-moving companies with ten each? It seems to me the only limit would be the number of people who want to work that hard.The limit on the number of startups is not the number that can get acquired by Google and Yahoo-- though it seems even that should be unlimited, if the startups were actually worth buying-- but the amount of wealth that can be created. And I don't think there's any limit on that, except cosmological ones.So for all practical purposes, there is no limit to the number of startups. Startups make wealth, which means they make things people want, and if there's a limit on the number of things people want, we are nowhere near it. I still don't even have a flying car.

  • 7. Don't Get Your Hopes Up.This is another one I've been repeating since long before Y Combinator. It was practically the corporate motto at Viaweb.Startup founders are naturally optimistic. They wouldn't do it otherwise. But you should treat your optimism the way you'd treat the core of a nuclear reactor: as a source of power that's also very dangerous. You have to build a shield around it, or it will fry you.The shielding of a reactor is not uniform; the reactor would be useless if it were. It's pierced in a few places to let pipes in. An optimism shield has to be pierced too. I think the place to draw the line is between what you expect of yourself, and what you expect of other people. It's ok to be optimistic about what you can do, but assume the worst about machines and other people.This is particularly necessary in a startup, because you tend to be pushing the limits of whatever you're doing. So things don't happen in the smooth, predictable way they do in the rest of the world. Things change suddenly, and usually for the worse.Shielding your optimism is nowhere more important than with deals. If your startup is doing a deal, just assume it's not going to happen. The VCs who say they're going to invest in you aren't. The company that says they're going to buy you isn't. The big customer who wants to use your system in their whole company won't. Then if things work out you can be pleasantly surprised.The reason I warn startups not to get their hopes up is not to save them from being disappointed when things fall through. It's for a more practical reason: to prevent them from leaning their company against something that's going to fall over, taking them with it.For example, if someone says they want to invest in you, there's a natural tendency to stop looking for other investors. That's why people proposing deals seem so positive: they want you to stop looking. And you want to stop too, because doing deals is a pain. Raising money, in particular, is a huge time sink. So you have to consciously force yourself to keep looking.Even if you ultimately do the first deal, it will be to your advantage to have kept looking, because you'll get better terms. Deals are dynamic; unless you're negotiating with someone unusually honest, there's not a single point where you shake hands and the deal's done. There are usually a lot of subsidiary questions to be cleared up after the handshake, and if the other side senses weakness-- if they sense you need this deal-- they will be very tempted to screw you in the details.VCs and corp dev guys are professional negotiators. They're trained to take advantage of weakness. [8] So while they're often nice guys, they just can't help it. And as pros they do this more than you. So don't even try to bluff them. The only way a startup can have any leverage in a deal is genuinely not to need it. And if you don't believe in a deal, you'll be less likely to depend on it.So I want to plant a hypnotic suggestion in your heads: when you hear someone say the words "we want to invest in you" or "we want to acquire you," I want the following phrase to appear automatically in your head: don't get your hopes up. Just continue running your company as if this deal didn't exist. Nothing is more likely to make it close.The way to succeed in a startup is to focus on the goal of getting lots of users, and keep walking swiftly toward it while investors and acquirers scurry alongside trying to wave money in your face.

  • Speed, not Money- The way I've described it, starting a startup sounds pretty stressful. It is. When I talk to the founders of the companies we've funded, they all say the same thing: I knew it would be hard, but I didn't realize it would be this hard.So why do it? It would be worth enduring a lot of pain and stress to do something grand or heroic, but just to make money? Is making money really that important?No, not really. It seems ridiculous to me when people take business too seriously. I regard making money as a boring errand to be got out of the way as soon as possible. There is nothing grand or heroic about starting a startup per se.So why do I spend so much time thinking about startups? I'll tell you why. Economically, a startup is best seen not as a way to get rich, but as a way to work faster. You have to make a living, and a startup is a way to get that done quickly, instead of letting it drag on through your whole life. [9]We take it for granted most of the time, but human life is fairly miraculous. It is also palpably short. You're given this marvellous thing, and then poof, it's taken away. You can see why people invent gods to explain it. But even to people who don't believe in gods, life commands respect. There are times in most of our lives when the days go by in a blur, and almost everyone has a sense, when this happens, of wasting something precious. As Ben Franklin said, if you love life, don't waste time, because time is what life is made of.So no, there's nothing particularly grand about making money. That's not what makes startups worth the trouble. What's important about startups is the speed. By compressing the dull but necessary task of making a living into the smallest possible time, you show respect for life, and there is something grand about that.

  • Notes[1] Startups can die from releasing something full of bugs, and not fixing them fast enough, but I don't know of any that died from releasing something stable but minimal very early, then promptly improving it.[2] I know this is why I haven't released Arc. The moment I do, I'll have people nagging me for features.[3] A web site is different from a book or movie or desktop application in this respect. Users judge a site not as a single snapshot, but as an animation with multiple frames. Of the two, I'd say the rate of improvement is more important to users than where you currently are.[4] It should not always tell this to users, however. For example, MySpace is basically a replacement mall for mallrats. But it was wiser for them, initially, to pretend that the site was about bands.[5] Similarly, don't make users register to try your site. Maybe what you have is so valuable that visitors should gladly register to get at it. But they've been trained to expect the opposite. Most of the things they've tried on the web have sucked-- and probably especially those that made them register.[6] VCs have rational reasons for behaving this way. They don't make their money (if they make money) off their median investments. In a typical fund, half the companies fail, most of the rest generate mediocre returns, and one or two "make the fund" by succeeding spectacularly. So if they miss just a few of the most promising opportunities, it could hose the whole fund.[7] The attitude of a running back doesn't translate to soccer. Though it looks great when a forward dribbles past multiple defenders, a player who persists in trying such things will do worse in the long term than one who passes.[8] The reason Y Combinator never negotiates valuations is that we're not professional negotiators, and don't want to turn into them.[9] There are two ways to do work you love: (a) to make money, then work on what you love, or (b) to get a job where you get paid to work on stuff you love. In practice the first phases of both consist mostly of unedifying schleps, and in (b) the second phase is less secure.Thanks to Sam Altman, Trevor Blackwell, Beau Hartshorne, Jessica Livingston, and Robert Morris for reading drafts of this.

Abrazo fuerte de Alec...


jueves, mayo 04, 2006

Escuchando al Dalai Lama hablar sobre Liderazgo, valores y tecnología

Ayer tuve el privilegio de participar de un encuentro de una hora con el Dalai Lama (70 años,Tenzin Gyatso,14vo Dalai Lama). Fue un encuentro en el pequeño auditorio del Museo Malba en Buenos Aires. El Dalai Lama es un conocido líder que dirige al pueblo tibetano y, entre otras cosas, ha recibido el Premio Nobel de la Paz y se ha vuelto una autoridad en la promoción de los valores humanos. El Dalai Lama es también una autoridad en temas de tecnología. El es un gran creyente en el impacto favorable de la tecnologia en la sociedad. Pocos saben que en su infancia arreglaba relojes en el Tibet.Me pareció que en muchos aspectos el Dalai Lama puede ser un ejemplo de liderazgo para los emprendedores, acá les cuento la experiencia…

El Dalai Lama entró al auditorio casi al trote con su tradicional túnica naranjas –y con zapatillas coloradas!-. Se movió con una agilidad impresionante y se sentó rotundamente en su sillón. Desde el primer momento desmostó un humor poco común. Le hizo chistes al traductor ni bien lo vio. Se rió (casi a carcajadas) de situaciones incómodas como que la luz lo encandilaba o que no le traían agua al traductor. Cuando comenzó a hablar (sin preliminares) el Dalai Lama aclaró que una de las principales razones de su visita a América Latina era promover los valores humanos y de armonía entre las religiones. También aclaró que es su responsabilidad aliviar el sufrimiento del pueblo del Tibet ya que los tibetanos dentro y fuera del Tibet han depositado en el su confianza tras ser invadidos por China hace algunas décadas.

Algunos de los mensajes que más me impactaron del Dalai Lama fueron los siguientes:
· Su actitud fue de mucha energía, optimismo, humor y entusiasmo
· El énfasis de su charla fueron los valores. “Todas las grandes religiones tienen un denominador común con énfasis en un comportamiento ético, en la tolerancia, en la compasión. Empecemos por ahí.”
· “En los negocios, como en los otros campos, si uno tiene una buena motivación buscando contribuir a la sociedad, uno será un buen y honesto hombre de negocios”
· Debemos cambiar el corazón para cambiar la realidad que nos circunda
· Debemos buscar siempre la armonía y la unión sobre el conflicto
· “La práctica de la tolerancia y la compasión son fuente de gran felicidad”
· “No importa cuán rico uno sea, no es posible comprar paz interior. Esto viene del interior, del corazón”

Me pareció que el Dalai Lama (que, entre otras cosas es un fanático de los temas de la tecnologia) puede inspirarnos como ejemplo de la importancia del humor, del entusiasmo, del liderazgo a través de la práctica de valores, de tener objetivos e ideales muy altos y de estar siempre con los pies bien en la tierra.

domingo, abril 30, 2006

Charlando con Carlos Saldanha, el creador de La Era de Hielo

El viernes fuimos con mi mujer (Feli) y unos amigos (Adolfito y Cécile) a cenar con el director de la película mas vista en Argentina (La Era de Hielo www.iceage2.com ) despues de Titanic. Carlos Saldanha (37) es el creador de La Era de Hielo (1), de Robots y de La Era de Hielo (2), tres de los éxitos más grandes en animación 3D. Carlos Saldanha tiene el aspecto de un tipo simple y común, es oriundo de Brasil, vive en Nueva York con su adorable esposa Isabela, quien lo apoyó incondicionalmente en los "duros comienzos".

Carlos habla con una modestia sorprendente. Sintetiza perfectamente la calidez latina con la eficiencia y el profesionalismo americano. Es tranquilo, es cariñoso (nos trajo un mamut y una ceriguaya -se dice así?- desde EEUU para los chicos!) es súper divertido, alegre y entusiasta. A medida que pasaba el tiempo se nos fue la vergüenza y empezamos a acosar a Carlos con preguntas sobre La Era de Hielo. Entusiasmadísimo, nos contó con una naturalidad total el “behind the scenes” de la creación de la Era de Hielo. Acá va…

+ Ya hoy parece que La Era de Hielo será la 2da película más vista de la historia en Argentina (La primera fue Titanic)
+ El público que viene viendo La Era de Hielo (2) es parecido en sus demographics al Público de una película normal (no animada). 40% de los espectadores son adultos que asisten SIN niños.
+ Cada una de estas películas animadas lleva 2 a tres años de desarrollo
+ Trescientas personas trabajaron en la animación
+ Se estima que La Era de Hielo puede llegar a facturar 1,000,000,000 USD
+ La producción de La Era de Hielo (2) fue totalmente distinta tecnológicamente a la primera
+ La Era de Hielo (1) fue desarrollada sobre Unix y con Silicon Graphics
+ La Era de Hielo (2) fue desarrollada sobre Linux y con PCs (Sí…. OPEN SOURCE!!)
+ La secuencia de la producción es algo anti-intuitiva. Primero se graban las voces y después los gestos de los animalitos. Es que los dibujantes tienen que hacer que los gestos de los dibujos animados encajen con el tono, volumen, etc de las voces

Hacía rato que no pasábamos una comida tan agradable. Gracias Carlos!! (Y gracias Adolfito por organizar esto)

viernes, abril 28, 2006

Enrique V, Shakespeare y la inspiración del Entrepreneur

Liderazgo. Inspiración. Aventuras. Conquistas. Riesgos. Cambios. Impacto. Qué temas actuales, no? Son muchos de los mismos temas sobre los que escribió Shakespeare hace medio milenio...

Hablando en un encuentro de entrepreneurs en Nueva York , surgió la pregunta clave: qué motiva a los entrepreneurs a correr riesgos monumentales, a crear compañías a buscar conseguir objetivos imposibles.

La conversación duro 45 minutos y fue memorable. Hubo mucha diversidad. Aquí van algunos de los comentarios más inolvidables para mi:

  1. Yo quiero cambiar el mundo"(JL, 29 años)
  2. "Yo busco sentir que estoy al límite, que llego a dónde otros no se animan, a dónde la mayoría renuncia por el sacrificio o el riesgo"(JM 33 años)
  3. "Yo quiero conquistar el mundo con un grupo de guerreros que me sigan. A mi lo que me gusta en serio es inspirar a otros y sacar de gente común logros extraordinarios"
  4. "Yo quiero ganar Muuuucha plata y después dedicarme a regalarla con filantropía. En mi testamento, todos mis bienes van para la Fundación Bill & Melinda Gates." (FG 31 años)
  5. "Yo quiero sentir que estoy embarcado en una aventura importante y desafiante, que lo que hago tiene sentido. Que cada día estoy haciendo algo un poquito "histórico"." (AO 37)
  6. "Yo quiero ser "filthy rich real fast". Y después veo....." (JE, 35 años)

Después, la conversación se mudó hacia las palabras inspiracionales qué más nos habían llegado a cada uno de nosotros, incluyendo discursos, textos, películas, etc. El speech que ganó por abrumadora mayoría fue el speech de Saint Crispin de Henry V de Shakespeare. Lo curioso es que casi todos lo conocíamos y estábamos muy sorprendidos que los otros también lo conocieran y lo usaran. Acá va el speech.... y ahora (los que no lo sepan todavía ) van a saber de donde vienen esas frases universales como "we few, we happy few" ; " we band of brothers" ; "From this day to the ending of the world", "For he to-day that sheds his blood with me Shall be my brother", "This story shall the good man teach his son" y tantas otras.... Para leer despacito, tomarse un mate y leer otra vez... Ojalá inspire tanto como a mi...


Saint Crispin's Day Speech from Henry V by William Shakespeare


This day is called the feast of Crispian:
He that outlives this day, and comes safe home,
Will stand a tip-toe when the day is named,
And rouse him at the name of Crispian.
He that shall live this day, and see old age,
Will yearly on the vigil feast his neighbours,
And say 'To-morrow is Saint Crispian:'
Then will he strip his sleeve and show his scars.
And say 'These wounds I had on Crispin's day.'
Old men forget: yet all shall be forgot,
But he'll remember with advantages
What feats he did that day: then shall our names.
Familiar in his mouth as household words
Harry the king, Bedford and Exeter,
Warwick and Talbot, Salisbury and Gloucester,
Be in their flowing cups freshly remember'd.
This story shall the good man teach his son;
And Crispin Crispian shall ne'er go by,
From this day to the ending of the world,
But we in it shall be remember'd;
We few, we happy few, we band of brothers;
For he to-day that sheds his blood with me
Shall be my brother; be he ne'er so vile,
This day shall gentle his condition:
And gentlemen in England now a-bed
Shall think themselves accursed they were not here,
And hold their manhoods cheap whiles any speaks
That fought with us upon Saint Crispin's day.

domingo, abril 23, 2006

Cómo se masifica el acceso? Fácil, miremos a Chile.

Cuándo leyó mi artículo de hace una semana sobre el acceso a la tecnología como necesidad básica, a mi amigo Pablo de Lafuente le pareció que le faltaba una propuesta provocativa .(http://alecoxenford.blogspot.com/2006/04/acceso-la-tecnologa-una-necesidad.html).

Yo siempre reacciono a las provocaciones (es mi debilidad) así que acá está la propuesta... Para masificar el acceso a Internet, para contribuir a igualar las oportunidades de los que menos tienen en nuestra sociedad, uno de los mejores planes que he leído es el Plan de Acción 2004-2006 "Masificación del Acceso" de Chile (http://www.agendadigital.cl).

EL proceso es simple. Establecer un objetivo claro y medible, un plan para alcanzarlo, responsables y presupuesto.

En este plan, Chile se propone el siguiente objetivo: Alcanzar la conectividad de los países desarrollados en 2010

  1. Banda ancha en todo el país
  2. 100% de las empresas grandes y medianas conectadas con Banda Ancha
  3. El Estado 100% conectado con Banda Ancha
  4. Todas las universidades y escuelas y liceos conectados con Banda Ancha
  5. 100% de las pequeñas empresas con acceso a Internet
  6. 50% de las microempresas
  7. La mitad de los hogares con acceso a la red.

El plan cuenta con tres iniciativas clave para lograr estos objetivos:

A. Acceso comunitario a banda ancha

  1. banda ancha en todos los establecimientos educacionales
  2. acceso en el mundo rural a través del Fondo de Desarrollo de Telecomunicaciones
  3. supercarretera digital para el sector público (especialmente en el interior)

B. Desarrollo de Infocentros (ya había 1300 en 2003) apoyados por el sector público

  1. sustentabilidad de los infocentros, alianzas, contenido local
  2. promoción de los infocentros para información, trámites, capacitación y alfabetización digital
  3. construcción de infocentros en las zonas de menor acceso privado a la red
  4. aumento del horario de atención
  5. realización de catastro e indicadores de cobertura digital de infocentros y cibercafés

C. 900.000 hogares y 150.000 empresas conectados para 2006

  1. Coordinación privada para lograr ofertas de conectividad atractivas para hogares de ingresos medio y para microempresas
  2. Regulación para la reducción de costos de accesoa Internet y
  3. Aumento de conectividad de banda ancha

Esto ya está pasando en América Latina... qué ejemplo, no? Este es el link al seguimiento del plan...

http://www.agendadigital.cl/aws00/servlet/aawsconver?2,,500947

Viva Estonia! Finalmente llega el Telefono de Skype!

(derecha- Este es el nuevo wi-fi teléfono de Skype (no requiere PC)

Cuando hace algunos años Niklas empezó a pensar en su nuevo proyecto, tuvo la siguiente visión: Permitir al mundo hablar gratis. Lo está logrando. Esta mañana habían 4.843.531 personas usando Skype.

Todos los que lo usamos sabemos que Skype (www.skype.com) es un invento revolucionario. Nos permite hablar larga distancia TOTALMENTE GRATIS. EL sistema es realmente fabuloso. Casi 5 millones de personas se registran por semana en todo el mundo en Skype. Pero hasta ahora para usar skype eficientemente había que hacerlo con una PC conectada a internet banda ancha y con parlantes, micrófonos, etc.

Skype está por sacar su nuevo wi-fi teléfono-skype, y ya es posible anotarse para recibirlo en http://tools.netgear.com/skype/. Ya no será necesaria la PC para usar Skype. Yo ya me anoté. Telefónicas, se les viene la noche... :).

Lo más interesante es que a este milagro total de la tecnología que es Skype no lo inventó Intel. No lo inventó Microsoft. No lo invento la NASA ni la CIA. Tampoco lo inventó el gobierno Chino. Lo inventaron dos Estonios -Si dos jóvenes de ese país diminuto de poco más de un millón de habitantes en el Este Europeo. Estonios crearon Skype, Kazaa y Hotmail (www.hotmail.com). En mi próximo blog voy a charlar sobre este milagro de cluster tecnológico que es Estonia....

http://www.lisest.org/2004/Eesti_Kazaa_Skype%20ja%20Hotmaili%20isamaa_ENG.htm

Los Chicos y el Acceso a Internet

Hace unos 10 días tuve una conversación interesantísima con 2 chicos en un barrio marginal de Buenos Aires (Adrián y Walter; 15 y 19 años). Hablamos 10 minutos sobre Internet. Los dos conocían Internet. Los dos habían navegado. Uno usaba frecuentemente el Internet. A los dos les gustaría navegar más y les gustaría estar mucho más conectados porque "es muy divertido", porque "hay de todo", "porque se puede hablar con otros gratis". Todos coincidían en que se le hacía muy muy difícil y muy caro el acceso a Internet. Además, Adrián y Walter no habían recibido nunca ninguna educación sobre como sacar provecho del Internet, lo que sabían, lo sabían por amigos. En sus escuelas no habían tenido acceso a Internet.

Esta semana conversé un rato con un par de jóvenes amigos virtuales y les pedí que me contasen qué uso le dan ellos al Internet. Uno estudia Sistemas, el otro es contador. Uno (Marcos) trabaja en una compañía y el otro (Javier) es un entrepreneur jóven. Los dos me contaron como Internet les ha facilitado enormemente la vida. Ambos tienen conexiones de banda ancha. Ellos reciben alrededor de 75 emails diarios y contestan entre 30 y 50 para conectarse con amigos y familia y para hacer negocios y ganar sus ingresos. Usan Google 2 o 3 veces por día para mantenerse actualizados, aprender y auto-educarse. Hablan por Skype (http://www.skype.com/) 2 o tres veces por semana para ahorrar costos de telefonía nacional e internacional. Compran frecuentemente en sitios como DeRemate (http://www.deremate.com/) o MercadoLibre "porque son mucho más baratos que comprar en la calle". Uno de ellos incluso consiguió su trabajo a través de http://www.bumeran.com/ un sitio de búsqueda de trabajo. Uno de ellos compra música en http://www.itunes.com/ porque "podés comprar las canciones de a una, y no tenés que comprar todo el disco". Los dos leen los diarios a través de internet y son bloggeros frecuentes. Tienen 19 y 23 años. A ellos, el acceso a Internet les da conocimiento, les permite ahorrar costos en sus compras, les ofrece entretenimiento gratis, les acerca oportunidades de trabajo, los acerca a sus amigos y familiares, en una palabra, les genera mucho valor. En la secundaria habían tenido acceso a Internet en la escuela.

El problema en Argentina es que tal vez 15-20% (si eso) de los chicos pueden aspirar a ser como Marcos y Javier que tienen acceso fácil a Internet y el 80-85% son más parecidos a Walter y a Adrián –y están del otro de la pared Internet podría ayudarlos a saltar la pared.



Esta semana, uno de los creadores de la feria del libro, Isay Klasse (83 años, pionero cultural) decía que “existe una correlación entre el libro y la pantalla de la computadora. Es decir que hay un vínculo estrecho entre el mundo de Gutenberg y el universo de Bill Gates”. Una educación en el Siglo XXI que no incluye acceso masivo a Internet es una educación incompleta. Una educación que mantiene la exclusión.

Países como Estonia o Chile se han propuesto avanzar en esta línea. Mis próximos blogs van a hablar más de esto. Van a contar como dos países en desarrollo se pusieron las pilas en serio y están logrando un acceso masivo a Internet….

lunes, abril 17, 2006

Acceso a la tecnología: Una necesidad básica.

Frecuentemente cuando se habla de la importancia del acceso a la tecnología, se oyen las voces de quienes dicen que antes de dar acceso a la tecnología (una computadora y acceso a Internet) es mucho más prioritario satisfacer necesidades “más básicas” como alimento, techo, etc.

Este enfoque es equivocado. La manera de asegurar la producción de riqueza que ayude a eliminar la pobreza es justamente aumantar la productividad de la sociedad, y esto tiene mucho que ver con aumentar el acceso a la tecnología. El acceso a la tecnología en el Siglo XXI es como el acceso a la escritura en el Siglo XIX o el acceso a la electricidad en Siglo XX. Cuándo comenzaron a surgir los movimientos a favor de una educación masiva y gratuita, también los detractores atacaron en ese momento la iniciativa por ser “innecesaria” o por sugerir la prioridad de repartir comida o construir viviendas. Justamente la manera de salir del atasco de la pobreza es pegar el salto tecnológico.

Así como la alfabetización acelerada en América Latina de fines del Siglo XIX y principios del XX permitió un mayor acceso a la cultura, favoreció un mayor control democrático del gobierno, y aumentó fuertemente la productividad laboral generando en consecuencia una mayor competitividad y prosperidad en las naciones mejor educadas (como Argentina a principios del SXX), lo mismo pasa con el acceso a la tecnología hoy en día. El caso del presidente Sarmiento en Argentina a fines del Siglo XIX es paradigmático. Sarmiento se da cuenta que para progresar como nación, se necesitaba educar al 70% de la población argentina que era analfabeto en ese momento. Dado que no se contaba en el Argentina con la tecnología para lograr este objetivo revolucionario, Sarmiento “importó” miles de maestras de Estados Unidos para ayudar a implementar su plan. Con esta decisión, Argentina preparó el terreno para los 40 años de mayor prosperidad de su historia. La productividad Argentina tuvo un crecimiento explosivo y en consecuencia, la nación se enriqueció brutalmente.

En el Siglo XXI, el acceso a la tecnología tiene muchas similitudes con el acceso a la alfabetización de la época de Sarmiento. Necesitamos PCs conectadas y maestros entrenados en tecnología en cada escuela del país. Necesitamos niños alfabetizados tecnológicamente. El Estado no puede escaparle a esta gran responsabilidad. Un acceso efectivo a la tecnología (computadora + Internet) y una educación adecuada sobre como usar la tecnología genera efectos sociales revolucionarios.

Mejora la inclusión social mejorando las oportunidades laborales y formativas
Ofrece conocimiento a un nivel sin precedentes al brindar acceso a la mayor biblioteca de conocimiento del mundo. Más de 1,000,000 de veces más potente que la mayor biblioteca de libros del mundo.
Favorece la comunicación entre las personas. Gratis, instantánea, rica. Incluso se crea capital social al permitirse la comunicación muchos con muchos.
Contribuye a mejorar enormemente la productividad de las personas. En muchos casos, una persona con una PC y conectado a Internet puede trabajar a 20-50 X la productividad de otro sin estas herramientas. Pensemos lo inútiles que nos sentimos en esos eternos minutos que padecemos cada vez que se nos corta la conexión a Internet. Nuestra sensación es de “no poder hacer nada” hasta que nos vuelve la conexión.
Mejora la calidad de vida de la gente al permitirle el entretenimiento de miles de maneras. Desde sólo navegar curioseando el Internet, hasta el acceso a música a imágenes, a juegos, etc.
Permite crear redes con otras personas con intereses afines pero que están ubicados físicamente distantes. Estudiosos de los agujeros negros del espacio se reúnen en foros de discusión, grupos de interés que buscan apoyo para una iniciativa ecológica pueden movilizarse, jóvenes coleccionistas de objetos curiosos pueden intercambiarlos entre sí, etc, etc.

Como dice Walter Ong, Internet no solo funciona como la electricidad del siglo XXI, en realidad funciona como la imprenta, el club social, el shopping, la sociedad de debate, el casino, etc, etc. Internet no es sólo una valiosísima herramienta, es un espacio social que está restructurando las relaciones entre las personas, los países, las sociedades.

Ojalá aparezca rápido un nuevo Sarmiento del Siglo XXI con un revolucionario plan nacional educativo para llevar a nuestras sociedades al siguiente nivel de progreso. Sus conocidas palabras “civilización o barbarie” siguen igual de vigentes….

Alec Oxenford

sábado, abril 15, 2006

Tecnología cara. A quién beneficia y a quién perjudica?

En Argentina la tecnología cuesta frecuentemente mucho más cara que en otras partes del mundo.

Los productos tecnológicos que en otras partes del mundo están totalmente masificados, en Argentina son un lujo de pocos. Sólo los más ricos o más afortunados tienen acceso a muchos de estos productos. Estamos hablando de productos que constituyen una parte escencial de la vida cotidiana muchísima gente en otros sociedades. Los productos tecnológicos nos permiten comunicarnos (computadoras, teléfonos celulares, blackberries, etc), guardar imágenes (cámaras, filmadoras), entretenernos (iPods, TVs, etc), trabajar eficientemente (Notebooks, PCs, etc). En fin, estos productos nos permiten trabajar mejor, socializar mejor y comunicarnos mejor. Nos permiten ser más productivos y tener más calidad de vida.

Comparando precios por Internet, me di cuenta que una cámara Canon sd 350 sale más del doble (en USD!) en Buenos Aires que en Nueva York. Me di cuenta que un iPod vale 70% más que en Estados Unidos.... que una Notebook Sony vale casi 50% más acá que en Miami. Y así sigue... Es por esto que en muchísimas casas argentinas de los 15 millones de argentinos de clase media que podrían tener su PC, no tienen computadoras ni conexión a internet. Hoy todavía más del 80% de los argentinos no tiene una PC con conexión a internet en su casa.

Por qué es tan cara la tecnología en Argentina? Estos productos tecnológicos pagan altos impuestos a la importación y además son un coto de caza frecuentemente de monopolios o carteles de importadores o de las "marcas" que prefieren vender muy pocos productos pero con un enorme mark-up a vender masivamente a precios más bajos. El Estado no hace nada para generar más competencia y bajar los precios. Se dice a veces que esta política es buena porque protege le "Industria Nacional". Cuál será la industria nacional de iPods? y la de Blackberries? y la de Notebooks? No se fabrican (tristemente) ninguno de estos productos en el país, por lo que los impuestos a la importación y la falta de competencia no protegen a ninguna industria nacional... sólo hacen que los argentinos seamos más pobres ya que los productos que compramos nos salen más caros.... y que algunos (poquísimos) ganen mucho dinero en un negocio de escala diminuta.

Y ni hablar de los 16 millones de argentinos pobres que no tienen acceso a ninguno de todos estos bienes tan importantes. La falta de acceso a la tecnología es una parte escencial de la brecha digital. Un chico sin acceso a una computadora con internet en el mundo actual, es un chico que necesariamente se pierde oportunidades, se atrasa en su conocimiento y es menos productivo que otro con el privilegio de estar conectado. La sociedad se fractura entre los conectados y los excluídos....

Aquí sin duda debería intervenir el Estado y brindar acceso. Computadoras en todas las escuelas no es una misión imposible, es totalmente viable con el superavit fiscal actual. Y legislar para que sea obligatorio publicar (por internet) los precios de todos los productos de tecnología podría ayudar mucho también. Y en aquellas categorías donde los precios son más altos que en el exterior, a ayudar con reducción de impuestos y otras medidas...

Qué lindo sería que un día, en cada casa hubiera una computadora, no? Países hasta hace un par de decadas pobres como Irlanda ya casi están ahi. Se puede. Tratemos.

miércoles, abril 12, 2006

Nic.ar y los dominios gratuitos argentinos: una mala idea.

Es imposible pensar en Internet sin pensar en una página web. Cuando pensamos en Internet pensamos en sitios específicos como Google.com o en Amazon.com o en nuestro sitio preferido. Básicamente, pensamos en una url, en un nombre o dominio de la página que nos interesa. Este artículo contará algunas perspectivas y anécdotas sobre cómo funciona el proceso de conseguir nombres para páginas web en Argentina. Es decir, como funciona Nic.ar, el administrador nacional de dominios en Argentina.

Hace un tiempo, en 2003, estuve buscando nombres para lo que sería una renovada plataforma de pagos online que queríamos lanzar al mercado. Uno de nuestros principales problemas fue que no encontrábamos ninguno de los nombres que queríamos para la página. Finalmente elegimos llamar al start-up www.dineromail.com. Aunque conseguimos el ".com" y también el ".mx" mexicano y el ".cl" chileno y otros más, sin embargo, no fue posible conseguir www.dineromail.com.ar ya que el dominio argentino no estaba disponible.

Este dominio dineromail.com.ar ya estaba registrado en Argentina, pero quien lo tenía registrado no lo usaba. De hecho, todavía hoy no lo usa. Tampoco quería venderlo. Hoy tres años más tarde, todavía no se ha usado nunca el dominio www.dineromail.com.ar y quien clickea en www.dineromail.com.ar va a parar a una página muerta, sin contenido. Esta situación confunde a los usuarios y no beneficia a nadie. Esto mismo le pasa a muchísimas personas que tienen una idea o un interés para una página, y no logran conseguir el dominio porque un vivo ya lo registró para revenderlo aprovechándose de la mala política de Nic.ar.

Para entender lo insólito de esta situación debemos saber que lo habitual en todo el mundo, es que la mayoría de las páginas web usan por lo menos un dominio ".com" y también una extensión de su país (.ar, .br, .es, etc). Por esta razón, existen generlamente muchos menos dominios disponibles con extensión ."com" que con extensión local (.mx, .br, .es, etc), ya que todos registramos el dominio .com -los mexicanos, los españoles, los argentinos, etc, etc,- pero sólo los mexicanos registran el .mx, los chilenos el .cl, etc. Curiosamente, muchas veces un dominio que está disponible en su versión .com, no está disponible en su versión .com.ar. De hecho, frecuentemente el "peor" lugar, donde es más difícil encontrar un nombre disponible para registrar un dominio es Nic.ar.

Nic.ar es un perfecto caso de una regulación en el sector de tecnología que es bien intencionada en el orígen -dominios gratis para todos- pero genera resultados exactamente opuestos a los que se propone. Nic.ar es la oficina de asignación de los dominios con extensión .ar. Es decir, los dominios .com.ar; .net.ar, .org.ar, etc. Cuando alquien quiere obtener un dominio argentino para su página de internet, debe dirigirse a Nic.ar. A diferencia de casi todos los administradores de dominios del mundo (www.netwoksolutions.com, www.register.com , www.godaddy.com, etc), Nic.ar es totalmente GRATIS. Si, 100% GRATIS gracias a la regulación local, registrar un dominio en Argentina es gratuito.

Como consecuencia de este sistema tan original (casi el único en el mundo) , Argentina es uno de los países con más dominios registrados .... EN DESUSO. Hay millones de dominios registrados y muchísimos no se usan, pero tampoco están disponibles para que alguien que los quiera usar pueda comprarlos fácilmente.

Cómo funciona esto? Muy simple, un tema de incentivos perversos. Dado que es posible obtener dominios y no pagar nada por ellos, muchos individuos simplemente se han dedicado a registrar infinidad de dominios (que en realidad no les interesan para desarrollar una página web) .... a la espera de que otras personas como nosotros necesiten esos dominios y entonces se los paguen a ellos a una ganancia. Excelente negocio. Yo registro un dominio por 0$ y lo vendo por 500$ o 1,000$ o... más cao aún.... o no lo vendo pero tampoco lo uso... porque puedo.... es mi derecho. -ja. Buenísimo, no?

Otro ejemplo, yo quería registrar mi apellido, es decir www.oxenford.com.ar para tener una página dedicada a mi familia y un email con mi apellido para mis parientes. No fue posible. Hay un señor que ya lo tiene registrado. Y NO LO USA. Obvio que no lo usa es MI apellido - no el suyo. Si uno escribe www.oxenford.com.ar va a una página muerta. Podría, si yo usase el dominio, ir a mi página. Le pedí a este buen hombre (¿?) que me lo vendiese.... me contesto que lo pensaría (!!?¿).... nunca se decidió..... el tema quedó ahí. Esto le pasa a diario a mucha gente. Su nombre fue regsitrado por otro a la espera de una suculenta recompensa. Conclusión, frecuentemente no se paga la recompensa y nadie usa el dominio.

Me han contado incluso que hay personas que han regsitrado gran parte de los nombres de la guia de telefonos... para que otros como yo se los terminen pagando mucho más caros!!

Fijémonos todas las pésimas consecuencias de esta mala política:

1) Muchísimos dominios que estarían disponibles si el servicio fuera pago, no están disponibles en nic.ar
2) Hay miles y miles de dominios que no se usan para nada y no se pueden comprar
3) Muy frecuentemente, los que ganan más dinero son los especuladores que registraron cientos de dominios sólo para venderles luego a personas que verdaderamente quieren usar los dominios
4) El estado se pierde un ingreso importante de impuestos, etc.
5) Frecunetemente no hay un criterio razonable de asignación de los dominos, todo depende del criterio subjetivo del "dueño" del dominio
6) Muchos de los dominios terminan costandole a quienes los compran mucho más caros que lo que se hubieran pagado si Nic.ar cobrase una tarifa internacional típica ($30 ?).

Como dice el dicho.... hay veces que lo barato sale caro!!!

Este blog cuenta otras historias de horror de Nic.ar ... http://www.fabio.com.ar/verpost.php?id_noticia=1227

Alec Oxenford

viernes, abril 07, 2006

Almorzando con un ejemplo de Entrepreneur: Horst Paulmann


Esta semana tuve la suerte de sentarme en la mesa de Horst Paulman en el almuerzo mensual del Club de Harvard de Argentina. Como siempre, este almuerzo fue difícil de olvidar. Nuestro presidente del Club, Conrado Estol, hizo una vez más una presentación memorable de nuestro invitado. La presentación tuvo hasta partes en alemán y citas del National Geographic. Sin duda, Conrado, como todo líder que se precie, está dejando su marca en esta excelente embajada Harvardiana en la perdida Buenos Aires...

Me pareció relevante hablar de Horst y del Club de Harvard (www.harvardclub.com.ar) porque ambos son bastante exóticos en nuestra querida América Latina actual y ambos, por diferentes razones, importantes como ejemplo para entrepreneurs en la región.

Horst es un ejemplo porque reúne esas características tan especiales del entrepreneur súper exitoso. Es carismático, simpatiquísimo, un gran orador y ha sufrido (y aprendido) mucho en su vida. A Horts le encanta competir y está enamorado de sus proyectos... Jumbo, Almacenes Paris, Cencosud, Santa Isabel, Disco y tantos otros emprendimientos de retail en Argentina y Chile. Reboza de una energía y un optimismo a los 71 años que pocos jóvenes veinteañeros muestran hoy en día. Su fórmula secreta: trabajar 20 hs por día -fines de semana incluídos- desde los 16 años, invertir durante las crisis cuando todos desinvierten, rodearse de gente talentosa, siempre, siempre, siempre, buscar seguir creciendo y no asustarse ni desanimarse nunca por los riesgos y ni angustiarse por la incertidumbre.....

GRACIAS Horst por darnos este ejemplo vivo de que se puede conseguir el éxito en América Latina compitiendo con esfuerzo y creatividad y no a través de obtener privilegios del estado ni robando! Gracias de verdad.

El Club de Harvard, por otro lado, es un ejemplo para los entrepreneurs porque es una muestra viva del valor de la excelencia, del estudio, de los objetivos elevados, de la tradición, de una sana conexión al mundo.... Gracias Conrado por mantener (y por refrescar!) el espíritu de Harvard en Ae¡rgentina, y hasta el mes que viene!!

Alec Oxenford

domingo, abril 02, 2006

Breves reflexiones sobre las conferencias de internet, los clusters de tecnología, la confianza y los amigos….



Entre el 13 y el 15 de marzo de 2006 estuve en Nueva York en la conferencia de Internet que organizó JP Morgan en Times Square. En una palabra, la conferencia fue ESPECTACULAR. Una reminiscencia de las grandes conferencias de Internet en Miami y Nueva York de los años locos de 1999 y 2000. Misma energía, mismo entorno, misma gente, mismo setting. Tal vez las compañías participantes eran, sin embargo, algo diferentes a las del 99 y 2000 en que ya casi todas estas tienen una facturación muy importante e incluso varias ya cotizan en NASDAQ hoy en día, mientras que en 1999 y 2000 casi todas eran Start-ups.

Participaron 70 compañías y hubieron 800 participantes registrados confirmados - mayoritariamente analistas e inversores pero también incluyendo a entrepreneurs, banqueros privados, curiosos y periodistas. Fue como una fiesta de “creatividad e innovación estructurada” en el Hotel Westin de la celebérrima Times Square en New York. El ambiente fue relajado, informal pero a la vez súper profesional. La edad media de los participantes fue de unos 35 – 40 años. Muchos de ellos gente común con proyectos extraordinarios…

Participó conmigo de la conferencia mi amigo y socio en OLX (http://www.olx.com/) Fabrice Grinda (http://www.fabricegrinda.com/). Fabrice es uno de esos personajes únicos del mundo de Internet que a veces he tenido la suerte de conocer. Un joven descomunalmente brillante, de una simpatía fenomenal, un exponente acabado de la generación de entrepreneurs que parece respirar el Internet con cada paso que da. Fabrice es un entrepreneur serial que ya ha creado http://www.aucland.com/ (auctions, Europa), http://www.zingy.com/ (ringtones, USA), http://www.phanfare.com/ (fotos, USA) y http://www.allmydata.com/ (p2p online storage, USA). Fabrice es una de esas personas de las que se aprende en cada interacción.

Llegamos a la conferencia también con mis grandes amigos y compañeros de largas aventuras en este apasionante mundo del Internet; José Marin (Stanford, México, http://www.igexpansion.com/), Manolo Vega (HBS, Perú, http://www.executiveforums.com/) y Andres Capriles (HBS, Venezuela). Con ellos y Gonzalo Sanz (HBS, España, Guggenheim Advisors) y Guillermo Cepeda (Mexico-Perú-Suecia, HBS, Horton international) habíamos creado eVision Partners -un pequeño Fondo de Inversión que llegó a invertir en 10 compañías tecnológicas entre 1999 y 2001-. Qué locura parece esa aventura a la distancia… ninguno de nosotros tenía experiencia en Fondos de Inversión, ninguno había hecho nada parecido antes, y sin embargo nos “tiramos a la pileta” dispuestos a competir con los grandes fondos de Private Equity y Venture Capital sin ningún temor…. Qué osados fuimos en esos años! Es difícil encontrar un grupo a la vez más diverso y también más parecido que el de E-Vision. Cuánta confianza incondicional. Cuánta complementariedad. Qué velocidad! Qué bien funcionamos! José, trayendo délas a diestra y siniestra, con su energía, su avidez, su alegría, su capacidad de persuasión y su inteligencia, Andrés colaborando como comodín y embajador, con su sofisticación, sus buenas intenciones, sus ganas de siempre ayudar desinteresadamente, su seriedad, su rol de componedor y a favor de la armonía; Gonzalito con sus incomparables “people skills”, su vida de Dando bonachón, sus relaciones con los Fortune 100, su simpleza y su rectitud a prueba de balas. Y qué decir de Manolito y Gugui. Manolito con su capacidad de seducción y su energía y esa inteligencia analítica inusual, Gugui con su capacidad de relación, con su bondad, su ingenuidad, su simpatía…. Cuánto conseguimos en tan poco tiempo.La fundación de evisionpartners.com , http://www.deremate.com/, multikredits.com, alianzadigital.com, y las inversiones en http://www.baazee.com/, volando.com, vatera.com, 7por24.com, y tantas otras….Cuánto valoro yo estas relaciones con mis amigos y socios de eVision. Qué aventuras tan inolvidables construyendo Internet para América Latina entre 1999 y 2003….De estas aventuras y de otras, ya hablaré mucho más en mis próximos artículos.

Mientras que empiezan a entrar los expositores a la primer presentación de la conferencia, pienso que tal vez la aventura más grande de esos años fue la fundación de esa espectacular compañía que fue DeRemate (http://www.deremate.com/). Cada día recuerdo esa aventura mágica cuando de la nada y contra la corriente creamos una de las marcas y una de las comunidades más fuertes del espacio de Internet en América Latina. Cuanto más lo pienso, menos duda me cabe…. Estábamos totalmente locos de DeRemate! Horas infinitas. Objetivos imposibles. Vértigo total. Velocidad de la luz. Un día no habia nada y a los pocos meses ya teníamos 200 personas trabajando en 8 oficinas con ahínco para satisfacer a los millones de visitantes que nos inundaban en 10 países.

Además del Grupo de eVision y de Fabrice Grinda, también fueron socios fundadores de DeRemate, mi gran amigo Adolfo Critto (h) (quién tuvo el enorme mérito de imaginar la marca DeRemate esa mañana de invierno en el Open Plaza de Libertador y Tagle) y que siempre me ha acompañado, mi querido y admirado primo Marcos Detry quién fuera el primer CTO de DeRemate y quién logró sin ayuda escalar una frágil tecnología hosteada en una PC clon hasta proporciones gigantes en el DataCenter de Exodus en Atlanta. También nos acompañó mi gran amigo de toda la vida Cesar Carman (a quién siempre recuerdo con una sonrisa por su alegría su buena voluntad y su hombría de bien) y los hermanos Grinbaum con su energía especial.

Me doy cuenta que cada minuto de esta conferencia me recuerda los momentos del inicio de DeRemate….La misma energía inigualable, el mismo entorno multicultural, la misma juventud irreverente, los mismos proyectos incipientes para “inexorablemente” cambiar el mundo…Ese idealismo….Qué tiempos inolvidables!

Volvamos a Times Square en Marzo de 2006…. Volvamos a la Conferencia de JP Morgan…Una de mis pimeras reflexiones mientras me devoro las apasionantes presentaciones multimedia que el CEO o fundador treintañero ofrece con indisimulable orgullo sobre “su Bebe”, fue advertir el enorme valor que tiene para una industria como la de tecnología las conferencias como esta. Es el valor del Cluster. Los Clusters constituyen foros de enorme valor que sirven varios propósitos clave en el desarrollo de la Industria de Tecnología. Contribuyen a consolidar las redes de entrepreneurs & de inversores que son la base de las alianzas escenciales para el desarrollo y crecimiento de un Start-up tecnológico. Estas redes de contactos que se forman en las conferencias, en los bares, los lobbies de hoteles, las fiestas de lanzamiento de compañías, etc. facilitan la germinación de los proyectos tecnológicos que frecuentemente son “solo” eso: redes muy abiertas lideradas por osados entrepreneurs. En estas redes se generan relaciones de confianza infinita en pocos días. Son fenómenos como los que se dan entre soldados que comparten una batalla o entre los miembros de un equipo deportivo que triunfa en una larga y esforzada gira por el mundo. El sentido de misión y el compromiso son típicamente totales.

Pienso en la conferencia y pienso en la suerte que tienen los entrepreneurs que están lanzando su compañía aquí mismo en este cluster que es NY. Existen clusters ya muy consolidados de San Francisco, Boston, Israel, Bangalore, Sophia Antipolis, Miami, Nueva York o Londres. Estos clusters son de enorme valor para los entrepreneurs pues les permiten interactuar fácilmente con todos los jugadores (otros entrepreneurs, sus proveedores, lobbyistas, inversores, abogados, banqueros, contadores, especuladores, reguladores, etc.) y desarrollar alianzas y colaborar con ellos en pos de un objetivo mayor: el sueño de crear una gran compañía que transforme el mundo. Muchas veces, en los clusters, todos los jugadores confían y se ayudan de todas las maneras imaginables: comparten business plans, discuten ideas, se referencian gente, comparan term sheets de inversores, se actualizan sobre los últimos avances de la tecnología, etc.. En consecuencia, los clusters impulsan el progreso acelerado del sector tecnológico al evitar a los entrepreneurs “reinventar la rueda” todos los días y al permitirles un aprendizaje acelerado a través de la experiencia de los otros...

Y todos sabemos que en tecnología el que corre más rápido gana…. Cuánto aprendí yo en el 1999, 2000 y 2001 de mis amigos en el Cluster que se formaba en Miami. Inolvidables las conversaciones con Wenceslao Casares, el genial creador de Patagon, cada vez que nos encontrábamos a charlar en el bar de algún hotel en Miami. Ni hablar de las siempre divertidas conversaciones con mi competidor Paulo Humberg de Lokau.com.br o los diálogos con Fernando Espuelas de Starmedia. Cuánto aprendí (recién hoy me doy cuenta) del adusto Frank Paredes de Deloitte. Y qué decir de mi muy admirado amigo David Lorie (Morrison& Foerster; DeRemate.com, Amanco), uno de los abogados más brillantes que conozco que me ha ayudado con su compromiso infinito, su visión y su hombro durante más de 6 años en Nueva York, en Miami y en Buenos Aires. Cuánta gente valiosa!! Vuelvo a la conferencia y me doy cuenta que lo que me transporta es esta energía tan peculiar que es la misma que he sentido durante esos momentos decisivos donde una sabe que está haciendo algo grande y perdurable… Qué energía tan espectacular. Parece que no puedo dejar de transportarme al 2000….

Otra vez a Times Square en marzo de 2006… Y sigo pensando que esta conferencia sobre “Nothing but Net” les permiten a los participantes enterarse en dos días de todo lo importante que esta pasando en la Industria hoy. Cuántas novedades en cada sector. Inolvidable la sonrisa de los padres de un CEO al ver a su hijo exponer frente a la audiencia el caso exitoso de la fundación de su compañía. Qué impresionante lo que cuentan que ya han conseguido eBay y Google. Cuántas cifras nos dan Nielsen y sus competidores sobre la realidad actual y el dinamismo actual del Internet. Qué buena síntesis final la de JP Morgan sobre el potencial del Internet….

Se acaba la conferencia y me doy cuenta de todo lo que hemos aprendido de las excelentes presentaciones sintéticas, estructuradas, actualizadas e impecablemente presentadas por los fundadores o CEOs de cada una de las compañías que participaron.

Miro a la tarima otra vez y pienso que todos parecen estar haciendo (o aspirando a hacer) algo de historia.

QUE LINDO!!!!!!!!!!!!

domingo, marzo 19, 2006

Impresionante Mensaje de Steve Jobs


'You've got to find what you love,' Jobs says

This is the text of the Commencement address by Steve Jobs, CEO of Apple Computer and of Pixar Animation Studios, delivered on June 12, 2005.

I am honored to be with you today at your commencement from one of the finest universities in the world. I never graduated from college. Truth be told, this is the closest I've ever gotten to a college graduation. Today I want to tell you three stories from my life. That's it. No big deal. Just three stories.

The first story is about connecting the dots.
I dropped out of Reed College after the first 6 months, but then stayed around as a drop-in for another 18 months or so before I really quit. So why did I drop out?
It started before I was born. My biological mother was a young, unwed college graduate student, and she decided to put me up for adoption. She felt very strongly that I should be adopted by college graduates, so everything was all set for me to be adopted at birth by a lawyer and his wife. Except that when I popped out they decided at the last minute that they really wanted a girl. So my parents, who were on a waiting list, got a call in the middle of the night asking: "We have an unexpected baby boy; do you want him?" They said: "Of course." My biological mother later found out that my mother had never graduated from college and that my father had never graduated from high school. She refused to sign the final adoption papers. She only relented a few months later when my parents promised that I would someday go to college.
And 17 years later I did go to college. But I naively chose a college that was almost as expensive as Stanford, and all of my working-class parents' savings were being spent on my college tuition. After six months, I couldn't see the value in it. I had no idea what I wanted to do with my life and no idea how college was going to help me figure it out. And here I was spending all of the money my parents had saved their entire life. So I decided to drop out and trust that it would all work out OK. It was pretty scary at the time, but looking back it was one of the best decisions I ever made. The minute I dropped out I could stop taking the required classes that didn't interest me, and begin dropping in on the ones that looked interesting.
It wasn't all romantic. I didn't have a dorm room, so I slept on the floor in friends' rooms, I returned coke bottles for the 5¢ deposits to buy food with, and I would walk the 7 miles across town every Sunday night to get one good meal a week at the Hare Krishna temple. I loved it. And much of what I stumbled into by following my curiosity and intuition turned out to be priceless later on. Let me give you one example:
Reed College at that time offered perhaps the best calligraphy instruction in the country. Throughout the campus every poster, every label on every drawer, was beautifully hand calligraphed. Because I had dropped out and didn't have to take the normal classes, I decided to take a calligraphy class to learn how to do this. I learned about serif and san serif typefaces, about varying the amount of space between different letter combinations, about what makes great typography great. It was beautiful, historical, artistically subtle in a way that science can't capture, and I found it fascinating.

None of this had even a hope of any practical application in my life. But ten years later, when we were designing the first Macintosh computer, it all came back to me. And we designed it all into the Mac. It was the first computer with beautiful typography. If I had never dropped in on that single course in college, the Mac would have never had multiple typefaces or proportionally spaced fonts. And since Windows just copied the Mac, its likely that no personal computer would have them. If I had never dropped out, I would have never dropped in on this calligraphy class, and personal computers might not have the wonderful typography that they do. Of course it was impossible to connect the dots looking forward when I was in college. But it was very, very clear looking backwards ten years later.

Again, you can't connect the dots looking forward; you can only connect them looking backwards. So you have to trust that the dots will somehow connect in your future. You have to trust in something — your gut, destiny, life, karma, whatever. This approach has never let me down, and it has made all the difference in my life.

My second story is about love and loss.
I was lucky — I found what I loved to do early in life. Woz and I started Apple in my parents garage when I was 20. We worked hard, and in 10 years Apple had grown from just the two of us in a garage into a $2 billion company with over 4000 employees. We had just released our finest creation — the Macintosh — a year earlier, and I had just turned 30. And then I got fired. How can you get fired from a company you started? Well, as Apple grew we hired someone who I thought was very talented to run the company with me, and for the first year or so things went well. But then our visions of the future began to diverge and eventually we had a falling out. When we did, our Board of Directors sided with him. So at 30 I was out. And very publicly out. What had been the focus of my entire adult life was gone, and it was devastating.
I really didn't know what to do for a few months. I felt that I had let the previous generation of entrepreneurs down - that I had dropped the baton as it was being passed to me. I met with David Packard and Bob Noyce and tried to apologize for screwing up so badly. I was a very public failure, and I even thought about running away from the valley. But something slowly began to dawn on me — I still loved what I did. The turn of events at Apple had not changed that one bit. I had been rejected, but I was still in love. And so I decided to start over.
I didn't see it then, but it turned out that getting fired from Apple was the best thing that could have ever happened to me. The heaviness of being successful was replaced by the lightness of being a beginner again, less sure about everything. It freed me to enter one of the most creative periods of my life.

During the next five years, I started a company named NeXT, another company named Pixar, and fell in love with an amazing woman who would become my wife. Pixar went on to create the worlds first computer animated feature film, Toy Story, and is now the most successful animation studio in the world. In a remarkable turn of events, Apple bought NeXT, I retuned to Apple, and the technology we developed at NeXT is at the heart of Apple's current renaissance. And Laurene and I have a wonderful family together.

I'm pretty sure none of this would have happened if I hadn't been fired from Apple. It was awful tasting medicine, but I guess the patient needed it. Sometimes life hits you in the head with a brick. Don't lose faith. I'm convinced that the only thing that kept me going was that I loved what I did. You've got to find what you love. And that is as true for your work as it is for your lovers. Your work is going to fill a large part of your life, and the only way to be truly satisfied is to do what you believe is great work. And the only way to do great work is to love what you do. If you haven't found it yet, keep looking. Don't settle. As with all matters of the heart, you'll know when you find it. And, like any great relationship, it just gets better and better as the years roll on. So keep looking until you find it. Don't settle.

My third story is about death.
When I was 17, I read a quote that went something like: "If you live each day as if it was your last, someday you'll most certainly be right." It made an impression on me, and since then, for the past 33 years, I have looked in the mirror every morning and asked myself: "If today were the last day of my life, would I want to do what I am about to do today?" And whenever the answer has been "No" for too many days in a row, I know I need to change something.
Remembering that I'll be dead soon is the most important tool I've ever encountered to help me make the big choices in life. Because almost everything — all external expectations, all pride, all fear of embarrassment or failure - these things just fall away in the face of death, leaving only what is truly important. Remembering that you are going to die is the best way I know to avoid the trap of thinking you have something to lose. You are already naked. There is no reason not to follow your heart.

About a year ago I was diagnosed with cancer. I had a scan at 7:30 in the morning, and it clearly showed a tumor on my pancreas. I didn't even know what a pancreas was. The doctors told me this was almost certainly a type of cancer that is incurable, and that I should expect to live no longer than three to six months. My doctor advised me to go home and get my affairs in order, which is doctor's code for prepare to die. It means to try to tell your kids everything you thought you'd have the next 10 years to tell them in just a few months. It means to make sure everything is buttoned up so that it will be as easy as possible for your family. It means to say your goodbyes.

I lived with that diagnosis all day. Later that evening I had a biopsy, where they stuck an endoscope down my throat, through my stomach and into my intestines, put a needle into my pancreas and got a few cells from the tumor. I was sedated, but my wife, who was there, told me that when they viewed the cells under a microscope the doctors started crying because it turned out to be a very rare form of pancreatic cancer that is curable with surgery. I had the surgery and I'm fine now.

This was the closest I've been to facing death, and I hope its the closest I get for a few more decades. Having lived through it, I can now say this to you with a bit more certainty than when death was a useful but purely intellectual concept:
No one wants to die. Even people who want to go to heaven don't want to die to get there. And yet death is the destination we all share. No one has ever escaped it. And that is as it should be, because Death is very likely the single best invention of Life. It is Life's change agent. It clears out the old to make way for the new. Right now the new is you, but someday not too long from now, you will gradually become the old and be cleared away. Sorry to be so dramatic, but it is quite true.

Your time is limited, so don't waste it living someone else's life. Don't be trapped by dogma — which is living with the results of other people's thinking. Don't let the noise of others' opinions drown out your own inner voice. And most important, have the courage to follow your heart and intuition. They somehow already know what you truly want to become. Everything else is secondary.

When I was young, there was an amazing publication called The Whole Earth Catalog, which was one of the bibles of my generation. It was created by a fellow named Stewart Brand not far from here in Menlo Park, and he brought it to life with his poetic touch. This was in the late 1960's, before personal computers and desktop publishing, so it was all made with typewriters, scissors, and polaroid cameras. It was sort of like Google in paperback form, 35 years before Google came along: it was idealistic, and overflowing with neat tools and great notions.

Stewart and his team put out several issues of The Whole Earth Catalog, and then when it had run its course, they put out a final issue. It was the mid-1970s, and I was your age. On the back cover of their final issue was a photograph of an early morning country road, the kind you might find yourself hitchhiking on if you were so adventurous. Beneath it were the words: "Stay Hungry. Stay Foolish." It was their farewell message as they signed off. Stay Hungry. Stay Foolish. And I have always wished that for myself. And now, as you graduate to begin anew, I wish that for you.

Stay Hungry. Stay Foolish.

Thank you all very much.

Este Artículo me pareció un EXCELENTE primer articulo para mi blog

LA IMPORTANCIA DEL CONOCIMIENTO
POR JUAN ENRIQUEZ CABOT

Juan Enriquez Cabot, es mexicano, ha desempeñado altos cargos públicos en su país y dirige el Life Science Project Harvard Business School, y miembro del Centro de Estudios Latinoamericano David Rockefeller. Extraido de: "Los imperios del futuro serán los imperios de la mente" - Centro de Estudios Latinoamericanos David Rockefeller, Harvard, Massachusetts, USALa Argentina ya es un país objeto de estudio en los centros académicos más importantes del mundo: ¿cómo puede ser que una Nación tan formidable a comienzos del siglo 20 haya retrocedido tanto a comienzos del siglo 21 pese a contar con enormes recursos naturales? La exposición que se publica llega a la conclusión, implìcitamente, de que la Argentina no es un país viable, si no produce una Revolución del Conocimiento. Una nota para reflexionar.En 1900, la Argentina era uno de los países más ricos. Para 1960, pese a una serie de gobernantes de cuestionable habilidad, seguía siéndolo.¿Por qué? Porque en ese momento, 1/3 parte de la economía mundial era agricultura, la 3ra. parte era industria y el resto, eran servicios. Y por servicios, entiendan conocimientos: no son mozos, ni gente que hace hamburguesas. Son personas que sacan patentes, los consultores, los que hacen seguros, los que hacen leyes, investigación tecnológica, los que hacen CD's y programas de computación.

Avancemos desde 1960 a 1998. El 4% de la economía mundial es agricultura, y no porque la agricultura en términos de volumen o en términos numéricos sea menor; sino porque la economía mundial creció a tal nivel en los otros aspectos que la agricultura parece, comparativamente, mucho menor. La industria sigue en el mismo nivel, una tercera parte de la economía mundial, y los servicios ahora son dos terceras partes del crecimiento mundial.Los servicios se manejan en un idioma, el digital. Esto quiere decir que un joven que no se graduó en la Universidad de Harvard, que sale un año antes de lograr su diploma de licenciatura, puede acumular una cuenta bancaria que es el equivalente a todo lo que producen los habitantes de Israel en un año, o Malasia, o Singapur o Venezuela. Y que si ese señor se levanta de mal humor un día y cambia sus cuentas de bancos y de seguros, mueve la economía de un país. Eso significa que su compañía, el día que decida moverse de lugar, mueve una economía del tamaño de Canadá.Esa es la diferencia, lo muy distintivo entre la vieja y la nueva economía. En una Economía del Conocimiento -donde se puede generar mucha riqueza a corto plazo y esa riqueza depende del conocimiento digital- la economía de un país puede desaparecer en una semana. Esto tiene serias implicancias para los países que no entienden por qué tienen que darle educación a sus ciudadanos, por qué hay que darles seguridad y por qué hay que respetar los derechos humanos.Es por esas razones por las que, del 100% de jóvenes que China manda a estudiar a USA, sólo regresa el 15%. Mientras tanto, aquellos que siguen produciendo oro, petróleo, uranio, trigo o ganado, se vuelven cada día más pobres. Porque en términos de índices económicos, un commodity, un bien básico, una materia prima, vale hoy el 20% de lo que valía en 1845. Y aquellos pueblos que siguen tratando de competir vendiendo materias primas sin conocimientos, son cada día más pobres.Por eso, los pueblos más ricos del mundo no son los petroleros, a menos que uno considere como grandes potencias a la ex URSS, Nigeria, Sudáfrica, Arabia Saudita, Irak, Irán, o México.¿Qué es lo que está pasando en América Latina?. En 1985, México, Brasil, la Argentina y Corea del Sur generaban más o menos el mismo número de patentes anuales que USA. ¿Por qué nos deben importar el número de patentes que se generan en USA por año? Porque si ésta es una Economía del Conocimiento y uno no genera conocimientos, ni los protege ni los vende, uno no tiene de qué vivir. La buena noticia es que de 1985 a 1998, el número de patentes generado en México, Brasil y la Argentina se duplicó. Ya estamos generando cerca de 100 patentes en cada uno de nuestros países.La mala noticia, es que en el mismo período, Surcorea aumentó de 50 patentes anuales a 3.400. Que sólo la compañía coreana Samsung es el cuarto productor de patentes totales en USA.En Surcorea ahora se necesitan 13.000 surcoreanos para lograr una patente en USA; pero se necesitan 760.000 argentinos, 1.200.000 mexicanos y 1.800.000 brasileños.Si ustedes me creen que este mundo está transitando de una economía de bienes básicos a una Economía del Conocimiento -y esta es la tendencia y estos son los recursos necesarios para patentar algo- adivinen qué país va a ser más rico a corto plazo y qué países van a ser cada día más pobres.¿Qué es lo que está pasando en México?. México tiene un Tratado de Libre Comercio, ya que abrió sus fronteras con USA, y aumentó sus exportaciones. Además, hizo una serie de cosas como los mismos ajustes que están discutiendo en la Argentina.Llevamos 24 años de hacer ajustes, pero tenemos un pequeñísimo problema: a la hora de sentamos a ver quiénes ocupan los primeros 15 lugares de patentes en México, nos damos cuenta de que son Procter & Gamble, 3M, Basf, Kimberley Clarke, Bayer, Pfizer, Novartis, Hoesch, Johnson & Johnson, AT&T, Samsung, Ely Lilly, Loreal, Motorola y Good Year. Todas mexicanas, ¿verdad?Si ésos son los que generan patentes y venden conocimiento, adivinen qué les pasa a los ingresos de los mexicanos, aunque tengan baja inflación...Y eso ocurre aunque se hagan ajustes financieros y aunque sigan los programas del FMI. La 2da. consecuencia que tiene una economía es que no solamente se puede mover la riqueza física, las cuentas bancarias, sino que también se puede mover la riqueza intelectual.Para una persona que habla el lenguaje genético o el lenguaje intelectual, la opción de quedarse en un laboratorio en un país que no apoya la creación de nueva riqueza, que no apoya laboratorios, que no es competitiva, que no tiene compañeros con quiénes hablar, no es la mejor.Muchas veces, Microsoft llega a las mejores universidades y dice: "Quiero llevarme a los 10 mejores alumnos a trabajar conmigo".Para darles un ejemplo, en el Instituto Tecnológico de Monterrey -que es una de las más grandes escuelas de México- a los 30 mejores alumnos se los lleva Microsoft una semana, con boleto y todo pago, al estado de Washington (la capital es Seattle); los entrevista durante cuatro días y les da tres días de vacaciones, con las mejores comidas, barcos, etc, etc. y acaba contratando a los mejores muchachos. Lo mismo pasa en India, en China: contratan a los mejores y los concentran.Esta economía es portátil. El país que encuentra a los mejores ciudadanos de otro país, se los lleva. Son más valiosas esas mentes que llevarse una mina. Más valiosas que quedarse con el petróleo de un país. Ésto es lo que cuenta, y los países que no le pongan atención a sus recursos humanos, a su educación, a su gente que puede generar patentes, ideas, empresas .... acabarán quebrando.Veámoslo en términos prácticos: En 1999 IBM generó 2.685 patentes en USA y 167 países del mundo juntos generaron menos; apenas 2.500 patentes. Eso quiere decir que una sola compañía puede generar más conocimiento y vender más patentes que 167 países del mundo.Ahora, vamos por un nuevo idioma.A partir de 1950, dos científicos -Watson y Creek- descifran el modo como se codifica y transmite el código de la vida. Ése, creo yo, fue el descubrimiento más importante del siglo, junto con lo que encontró Albert Einstein.¿Qué es lo que pasó? Que el costo de codificar un gen bajó de US$ 150 millones por gen a US$ 50 por gen. Cuando uno ve una curva de costos que opera de esta manera, se genera una cantidad de información absolutamente brutal. Hay países, compañías, lugares, que entienden este idioma, que están acumulando patentes en estos idiomas; y también hay países que todavía no entienden que ya se descubrió América. Los países que sí lo entendieron y que lograron mejor tecnología acabaron dominando a los que pensaron que se había descubierto algo que no se llamaba América. Por eso es tan importante entender y hablar estos idiomas.La persona que descifró el genoma humano -mitad científico loco, mitad empresario- se sentó hace tres años y medio y dijo que se le hacía muy lenta esta investigación genética (la que ya estaba en curso), y se planteó hacer la secuencia completa del genoma humano, gesto equivalente a que, en 1960, alguien hubiera entrado en la NASA y dicho que iba a lanzar un cohete a la Luna sin financiamiento del Gobierno, que lo iba a hacer solito.Cuando lo dijo, hace tres años y medio, todo el mundo se rió y retrucaron que "Nosotros, los Gobiernos del mundo de 16 países, 89 laboratorios, estamos gastando US$ 3.000 millones, y vamos a acabar esto antes del 2005". Y este señor dijo "Yo voy a gastar la décima parte y lo voy a hacer en dos años". Y cumplió. El 12 de febrero de 2001 lo hizo. Este hombre, que hace tres años no tenía ninguna compañía, ahora tiene la computadora privada más grande del mundo, tiene el equivalente a seis bibliotecas del Congreso de USA en información genética en su sótano, acaba de terminar el mapa genético completo de un ratón.De las 12 enfermedades principales que primero se publicaron, él fue responsable por la publicación de ocho. Es un hombre que en tres años generó una industria que se llama la genómica y que ha dado lugar a una serie de compañías que ahora tienen un valor de mercado similar a lo que produce la Argentina en un año. En su laboratorio para estudiar, generar y hacer el mapa genético humano, trabajaban 47 personas.Todo esto ocurre a una velocidad inmensa, al 50% más rápido de lo que sucedió la Revolución Digital, y es una revolución que va a cambiar la manera de cómo vemos y entendemos la vida en este planeta. Está cambiando no sólo en términos de la genética, sino en los términos de casi cualquier industria que ustedes quieran ver y, sólo como ejemplo les digo que el principal programa que tiene hoy en día IBM para nuevas computadoras no es para Internet sino para la genética y se llama "Blue Jean".

El principal programa que tiene Hewlett-Packard (está la publicidad en las calles) tiene la doble hélice del ADN. Si hablan con una farmacéutica les dirá que es la genética lo que está empujando la medicina; si lo hacen con una química como Dupont, les dirá que es la genética lo que está empujando toda su industria. Por eso Pioneer se vuelve parte de Dupont, y por eso las grandes compañías de semillas del mundo fueron compradas por farmacéuticas o por químicas, porque una semilla se vuelve un disco digital; y entonces uno puede reprogramar la vida dentro de una manzana o de una naranja, y eso es lo que será la economía mundial.El año pasado, por primera vez en USA, el número de patentes biológicas y de biotecnología excedió el número de patentes de computadoras y telecomunicaciones.Mientras tanto nosotros, en América Latina, en México por ejemplo, seguimos exportando cada vez más y tenemos un salario mínimo que es el 27% de lo que ganábamos en 1976. Esto sucede país tras país, tras país: entra un ministro de Economía o de Finanzas, sale un ministro de Economía o de Finanzas; entra un Presidente, sale otro Presidente y el país es cada vez más pobre. No porque el que entra sea más tonto, sino porque la agenda de desarrollo económico es equivocada, porque seguimos discutiendo si vamos a hacer una fábrica, una represa o un puerto.Nada de eso importa hoy: Lo que importa hoy son las mentes, la educación, la ciencia. Importa que esas mentes puedan proteger y vender conocimientos al resto del mundo. Los países que entendieron esto, como Singapur, son los países que van a dominar el planeta; y les recuerdo que en 1965 el 1er. Ministro de ese país -que era bastante mas pobre que la Argentina- se reunió con el 1er. Ministro de su vecino, Malasia y le pidió que absorbiera su país, su bandera y su Constitución, porque no era viable como nación. Malasia no estaba convencido. Les recuerdo que hoy Singapur tiene un ingreso per capita similar al de USA. En el interín, produjo una reconversión fenomenal. Malasia se debe haber arrepentido muchísimo.También en México privatizamos: de 1.155 empresas que teníamos, nos quedamos con 206 y por la venta de unas 900 obtuvimos US$ 24.000 millones. Pero se nos olvidó que una vez que se privatiza también hay que regular y hay que cuidar que la gente se porte bien, aún en el sector privado. No regulamos los bancos y tuvimos una pequeña crisis bancaria que nos costó US$ 105.000 millones, el 18% del PBI.Otra razón por la que México no tiene ahora un ingreso per cápita similar al de Corea, otra razón por la que México -después de 24 años de reestructuraciones y 4 ministros de Economía o de Finanzas que han sido luego presidentes- tiene una deuda externa que cada vez crece más con relación a su producto nacional bruto; otro motivo por el cual en la Argentina, Uruguay, Brasil y México el PBI per cápita no aumentó entre 1980 y 1994, mientras que sí lo hizo en Mozambique y Pakistán.Cierro mi exposición, diciéndoles lo que afirmaba Einstein en los años 40: "Todos los imperios del futuro van a ser imperios del conocimiento, y solamente serán exitosos los pueblos que entiendan cómo generar conocimientos y cómo protegerlos; cómo buscar a los jóvenes que tengan la capacidad para hacerlo y asegurarse que se queden en el país. Los otros países se quedarán con litorales hermosos, con iglesias, minas, con una historia fantástica; pero probablemente no se queden ni con las mismas banderas, ni con las mismas fronteras, ni mucho menos con un éxito económico".